Nos pasamos prácticamente un tercio de nuestra vida durmiendo y si hacerlo en un colchón inadecuado puede tener consecuencias fatales para la espalda de una persona sana, ¡imagínate cómo puede influir en el bienestar de una persona que ya posee un problema de espalda concreto! Por eso, si padeces dolores frecuentes de espalda o sufres algún tipo de lesión, ten mucho cuidado a la hora elegir colchones baratos en Bilbao.

En este post vamos darte algunas pautas sobre cómo debe ser el colchón de una persona que tiene un problema en su espalda. Y vamos a comenzar desmintiendo una falsa creencia. A lo largo de nuestra amplia trayectoria vendiendo colchones baratos en Bilbao hemos oído en innumerables ocasiones que un colchón muy duro era ideal para las personas que sufrían dolores de espalda. Nada más lejos de la realidad. Médicos especialistas de todo el mundo aconsejan colchones de dureza intermedia a aquellas personas que sufren problemas de espalda, especialmente si son lumbares.

En este sentido, el colchón más adecuado para una persona que sufre estos problemas debe ser con una dureza media: ni demasiado duro ni demasiado blando. Lo que sí debe ser es un colchón firme.

El material de la superficie debe adaptarse perfectamente a las curvaturas de la espalda prestando sustento a toda la columna vertebral y aportando firmeza a las zonas más pesadas como hombros y caderas.

En términos generales, los colchones viscoelásticos suelen reunir las características que debe tener un colchón para las personas que sufren problemas en su espalda ya que se trata de colchones firmes y de gran adaptabilidad.

Si tienes dudas a la hora de elegir el colchón que más te conviene, en Colchonería Ev te asesoramos sobre las propiedades y materiales de cada colchón para ayudarte a elegir aquel que te garantice el mejor descanso.